Música en las entrañas de Madrid

En uno de los vestíbulos de la estación de Tribunal, un joven senegalés toca el Djembé/ Foto: Sofía Martínez.

El alma de Madrid está bajo tierra. Esta semana nuestros invitados son los músicos venidos de todas partes del mundo que habitan en el laberinto de líneas y trenes  del metro de la capital. Este medio de transporte cumple 92 años desde la inauguración de la primera estación, en 1919. Sus vestíbulos y esquinas encierran las esperanzas y las vidas truncadas de aquellos quienes, lejos de un hogar, expresan su pasión por la música mientras los madrileños se desperezan en su trayecto diario. 

El metro de Madrid cumple 92 años. Nadie imaginaba en su inauguración de 1919 que casi cien años más tarde este medio de transporte se convertiría en un inmenso popurrí de culturas. Todos los madrileños son conscientes de que la mayor parte de los músicos que tocan en el metro son extranjeros, inmigrantes que no han tenido la suerte de encontrar trabajo. Hamid, uno de estos músicos, afirma:  “tocar en el metro es más ético que dedicarse a la piratería, aunque por desgracia no da mucho dinero.

Estación por estación nos acompañan saxofones, flautas, trompetas o teclados que comparten cierto sabor a melancolía. La tierra que se deja atrás, el hogar o la esperanza de una vida más digna impregnan de ilusión las melodías que resuenan en nuestros oídos cuando caminamos por los pasillos.

Moncloa es la estación que nos lleva directamente al corazón de Madrid. De camino, en la estación de Plaza de España encontramos un fantástico saxofón que ilumina las miradas de quienes pasan a su lado. Su melodía resuena por los vestíbulos que conectan la estación con Noviciado/ Foto: Sofía Martínez.

Coger la línea tres desde Moncloa nos lleva directamente al corazón de la capital. Si escogemos bajarnos en Plaza de España tendremos la suerte de adivinar a lejos un saxofón que interpreta con gracia y estilo el tema de El Mago de Oz: Somewhere over the rainbow [enlace a Youtube; duración: 2:14]. Con su pobre español, su autor nos cuenta que suele moverse por distintas estaciones, pero que le gusta ese rincón. Y es que al bajar las largas escaleras que conectan Plaza de España con Noviciado la gente sonríe al escuchar esa melodía tan familiar. Aunque afirma que “son pocos los que te dan algo de dinero”.

Román, el acordeonista búlgaro del intercambiador de Sol, afirma que puede llegar a ganar incluso menos de diez euros al día tocando en el metro/ Foto: Sofía Martínez.

Siguiendo la línea 3, llegamos a la estación de Sol. Allí, un inmigrante rumano de unos 50 años llamado Román observa atento las miradas de quienes pasan a su lado mientras toca. Asegura que frecuenta más de una estación, y que a lo largo del día suele llegar a ganar unos 10 euros. En la funda de su saxofón apenas hay algunos céntimos, aunque aun es pronto; sólo son las 11:30 de la mañana y aún queda mucho día por delante. Nuestro músico se despide atento, lozano, no sin antes posar para algunas fotos.

Nos despedimos de Román y añadimos algunas monedas a un cestillo que se nos presenta casi vacío. La estación de Sol conecta las líneas 1, 2 y 3. Si cogemos la línea 1 podemos llegar en unas pocas paradas a nuestro próximo destino.

Hay una trompeta maravillosa en el metro de Tribunal que interpreta al completo el tema “Hello Dolly” [enlace a Youtube; duración: 2:29]. Incluso juguetea con las chicas guapas que por casualidad cruzan su mirada con la del trompetista, provocando unas espontáneas notas más agudas en la canción. No sabemos su nombre ni tampoco de dónde proviene, sólo que posee acento francés y que siente no poder hacer declaraciones.

En la misma estación se oyen timbales africanos según bajamos las escaleras hacia la línea 10. Allí encontramos un joven senegalés de 25 años que toca enérgicamente el djembé. Con la mirada cansada, responde a nuestras preguntas afirmando que es agradable tocar en el metro, “por lo menos estamos más calientes que si tocamos en la calle”. Lleva con este oficio casi tres años y es lo que le da de comer. En el siguiente vídeo puede verse a este senegalés. Come de lo que gana tocando:

La línea 10 nos lleva directamente a Nuevos Ministerios, donde se concentran cercanías y las líneas 6, 8 y 10 de metro. Allí, en la Oficina de Atención al Viajero cuentan cuál es la normativa [ver: “normas para tocar en el metro”] que deben cumplir los músicos. Al parecer les está permitido tocar en cualquier parte del metro, ya sea el pasillos o vestíbulos, pero nunca dentro de los vagones.

Así son las reglas, pero ¿son cumplidas por quienes tocan en el metro? En realidad no del todo, pues hasta ellos mismos afirman que se gana mucho más dinero en los vagones, por lo que merece la pena correr ese riesgo.

Nuestro viaje llega a su fin. Desde Nuevos Ministerios llegamos por la línea 6 hasta la gigantesca estación de Avenida de América, que conecta una un intercambiador de autobuses con las líneas 4, 6, 7 y 9. Allí siempre encontramos músicos en algún pasillo o cruce. Ese día nos sorprende una simpática pareja formada por un acordeonista y un flautista que forman un dueto de lo más divertido.

Este recorrido por el laberinto de líneas y trenes termina aquí. No siempre nos damos cuenta, pero la mayoría de estos músicos están ahí, no importa qué día sea, y no es difícil encontrarlos. Basta con cambiar de línea, con pasar por cualquier estación concurrida para poder disfrutar de su música. Son rostros que pierden en imágenes momentáneas y que regalan melodías a todos los que pasen a su lado, siempre que estén dispuestos a escuchar.

La próxima semana contaremos con una crónica sobre la 54 edición de la Biennale de Venezia, la exposición de arte contemporáneo más importante del mundo. Ya estamos haciendo las maletas, ¡hasta la próxima semana!

EL METRO MADRILEÑO, ESCENARIO DE ARTISTAS

– En esta galería del diario ABC se muestran algunas de las imágenes del metro de Madrid en 1919.

– Aunque según la normativa está prohibida la música en los vagones de tren, la mayoría de los músicos con los que hablamos al hacer este reportaje afirmaron que es donde más se recauda. En este vídeo [enlace a Youtube; duración: 1:09] se muestra una actuación de jazz en los vagones de la línea 10.

– Desde el año 2003 el Metro de Barcelona y la Asociación de músicos de la calle de la ciudad organizan un casting anual para decidir quienes serán los artistas que podrán tocar en el metro de la ciudad condal.

– El metro de Madrid ha sido un tema recurrente para algunos cantautores españoles, tal y como muestra este breve artículo del diario El País.

– Los pasillos del metro de la capital se llenan de todo tipo de estilos musicales. Es este vídeo [enlace a Youtube; duración: 1:39] puede apreciarse al artista Dr. Bucketman realizando un espectáculo de percusión en la estación de Gran Vía.

Sofía Martínez

Anuncios

3 pensamientos en “Música en las entrañas de Madrid

  1. Pingback: Esta semana en Mosaico Digital… | Mosaico Digital

  2. Pingback: Entrevista a Lorenzo Silva: “Nunca he tenido la angustia de no saber qué escribir” | Invitados de la semana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s