Sácale la lengua a la SGAE y, ¡autoprodúcete!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Esta semana nuestro invitado es el grupo de música Autocantantes. Estos madrileños empezaron hace ocho años en el fangoso mundo de la industria musical componiendo y grabando sus canciones en locales de ensayos de amigos y ahora son pioneros en el negocio de la difusión por Internet. ¿Quién necesita una productora pudiendo cocinar canciones a su antojo? En esta entrevista, su cantante y guitarrista Luis Rodríguez nos contará cómo es el día a día de un grupo autoproducido, desde la composición de las canciones hasta los directos, y las grandes barreras que pone el propio sector musical a quienes intentan sacar la cabeza.

Internet ha cambiado la forma de comunicarse, pero también la manera en la que se intercambia la cultura. En este momento, centenares de los llamados cazadores de tendencias están husmeando en plataformas como Youtube o Myspace en busca de estrellas vírgenes. Prueba de ello es el precoz Bieber, a quien fichó uno de estos cazatalentos y que ahora mismo le roba las portadas a Britney Spears. Ambos artistas participan en el teatro de la fama musical, en el que los artistas son considerados como marcas.

Eso es lo que el cantante y guitarrista del grupo Luis Rodríguez llamaba, durante toda la conversación que mantuvimos con él, mainstream. Se trata de un gran torrente musical de artistas o grupos que son eso, grandes marcas, y que ocupan casi el 90% de lo que escuchamos. Autocantantes  es más bien un riachuelo que va surcando los meandros de la industria musical pero que hace lo que quiere, grita, cambia de género si le apetece o se corta el pelo, aunque se ponga de moda la melena. Es lo bueno de pagarte tu propio grupo, tienes libertad creativa total para hacer lo que quieras. Lo ideal es que, además de hacer lo que uno quiera, guste al público. Y gusta. Ya cuentan con casi 2.000 fans en Facebook. Y es que, otra cosa no, pero Internet se lo conocen como la palma de la mano.

Los Autocantantes, en una de sus actuaciones en directo/ Foto cedida por el artista.

P: No sé si sería por Internet, pero pudimos veros en la TV hace algunos años con esto del botellón…

R: Pues sí, tuvimos un hito con la canción del botellón, porque hubo un macrobotellón en España en el 2008 y hubo una especie de seguimiento por todos los medios, como una especie de revuelta popular. Y nos arrolló un poco la prensa, nos llamaron de la radio y demás.

P: ¿Fue algo casual que dieran con vosotros?

R: No del todo, quizá fue así porque estábamos atendiendo a esa realidad de la que no hablan el mainstream de los cantautores, que es contar cosas que pasan y que son cercanas al fin y al cabo.

P: Vosotros hacéis gala en vuestra web de que os autoproducís. Vuestros videoclips, vuestras maquetas, todo sale de vuestros recursos. ¿Qué panorama del sector musical se encuentra un grupo como el vuestro al intentar sacar la cabeza?

R: Ahora digamos que puedes ver el sector musical de dos maneras: por un lado, lo que está dentro de las discográficas y, por otro, lo que se autoproduce, que encuentra en la Red un espacio para difundirse. Tú te grabas, y te das a conocer. Pero claro, tienes un margen muy estrecho. Y luego te toca enfrentarte al directo en unas condiciones bastante malas.

P: ¿Como cuáles?

R: Por ejemplo, Lo de las salas, donde hacemos nuestros directos, no está regulado. Además está mal remunerado. En Madrid, y en toda España en general, el tema de las salas está muy mal. Trabajas en negro, y estás expuesto a todo tipo de “maltrato” artístico. Si yo me tuerzo un tobillo tocando en una sala, a mí nadie me cubre eso. Y no es sólo problema de las salas, también es el de la Administración.

P: ¿Pero, si vosotros os autoproducís y no hay ninguna discográfica que os respalde, no formaría eso parte de las reglas del juego?

R: No, se trata de una actividad cultural que no está regulada.

P: ¿Cómo hacer frente a las condiciones de las salas?

R: Pues verás, he creado una plataforma en Internet que se llama 15 músicos indignados, en el que se intenta poner en práctica todo esto. Sí, hay un 15-M en la música. En ella divulgamos información, condiciones de sala… en definitiva, intentamos crear un debate sobre el estado de las salas en Madrid y, sobre todo, quejarnos por lo que están fomentando, que es crear una brecha entre lo comercial y lo no comercial. Y yo entiendo que ahora tenemos que tirar de nuestros recursos y darnos a conocer por nuestra cuenta, pero necesitamos un apoyo institucional, una regularización también… en fin, son muchas cosas, por no hablar de la radiofórmula.

[Una de las canciones reivindicativas de los Autocantantes: (duración: 3:21)]

P: ¿Por qué crees que a la administración no le interesa en invertir en grupos nuevos?

R: Por muchísimos motivos, por lo políticamente correcto. Si te sales de lo políticamente correcto no vas a salir en cadenas como los 40 principales o Cadena Dial, estás fuera de las radiofórmulas. Eso sin contar los intereses propios de las administraciones, mira si no a Sabina haciendo el símbolo de la  ceja

P: Entonces, está el problema de las discográficas que, según dices, no apuestan por artistas nuevos y, por otro lado, el tema Institucional y de las salas…

R: Sí, la gente como nosotros, que somos muchos, tienen estos problemas. Y el Ministerio de Cultura no ofrece ningún tipo de ayuda para potenciar a esos artistas, discrimina a todo lo que se sale de esa industria discográfica.

Kike Ibáñez ilustra el reivindicativo sencillo de Atocantantes: "Vamos a matar cantautores".

P: ¿Por qué?

R: Porque el Estado promulga una serie de leyes que les beneficia a ellos, a las instituciones y a los artistas mainstream. Recordemos que la SGAE es una institución privada, que se encarga de cobrar unos derechos de autor de determinados artistas. Nosotros no, a nosotros nos beneficia que nos difundan, nos da igual si es gratis. Me parece de puta madre que alguien de la iniciativa privada se dedique a beneficiar el tipo de música que más le guste, pero el Estado tiene el deber de fomentar la expresión cultural española porque es patrimonio cultural.

P: Claro, pero un grupo mainstream como puede ser El Canto del Loco se beneficia de las recaudaciones de la SGAE porque forma parte de esa institución, y paga una cuota, ellos o su discográfica para que así sea. También pagan impuestos que van a parar al Estado. En vuestro caso no es así, no contáis con una productora que os respalde, ni pagáis esos impuestos… 

R: Pero nosotros tenemos nuestros propios derechos o sea que…

P: Pero si no pagáis esos impuestos, ¿Qué exigís al Ministerio de Cultura? 

R: Exigimos igualdad de condiciones, yo no necesito a la SGAE para vender mi música. Yo la subo a una plataforma online, que ya está pagando esos derechos, como puede ser Last fm, o Spotify o la vendo a través de un distribuidor digital.

P: ¿Qué parte de ese dinero va para la SGAE?

R: Nada, el 90% o el 80% de las ventas es para nosotros, el resto son las comisiones que se lleva el distribuidor. Lo de la SGAE es un modelo que utilizan las grandes discográficas para que su producto tenga más presencia en el mercado. Hay un hueco en la administración que no se ocupa de los que utilizamos Internet para distribuirnos. Si la administración quiere hacer dinero con la música, ¿por qué no dinamizarla y potenciar todo ese mercado que no se cubre? En los 80 se hizo con la movida madrileña.

P: ¿Cómo explicarías a quien no conoce vuestro trabajo el “yo me lo guiso, yo me lo como” de la autoproducción?

R: Pues es bastante duro porque empiezas tú solo, en casa, con lápiz y papel, compones, y luego todo eso lo llevas al local de ensayo. Allí compartes un poco la idea de la canción y la desarrollas. Luego probamos las canciones en directo, y lo que funciona, no todo claro,  lo grabamos en un estudio.

P: ¿Todo eso sale de vuestro bolsillo?

R: Absolutamente todo, por eso nos autoproducimos.

P:¿Cómo os dais a conocer ante el público?

R: Tocando, presentándonos a concursos que ganamos, y en Internet. Allí tenemos nuestra página de fans en Facebook, My space, nuestro blog, la web oficial que también la hacemos nosotros, vídeos que autoproducimos también… Está bien, porque puedes hacer cosas que se salen del ámbito de la industria. También claro las radios sociales, del tipo Spotify o Last fm. La que mejor funciona es Last fm porque si escuchan una canción nuestra nos pagan royalties, algo que Spotify no hace.

P: Y todo ese dinero que invertís en autoproduciros, ¿vuelve?

R. A duras penas, la mayor parte del dinero no vuelve.

P: Si el día de mañana os llama a la puerta una productora, creadora de todos estos artistas mainstream que comentabas antes, ¿seguiríais con la autoproducción?

R: Bueno, no es una cuestión ética sino de trabajo. Si te ofrecen un trabajo digno en el que puedes negociar las condiciones, ¿por qué no cogerlo? Hay que dignificar nuestro trabajo y mejorarlo, seguramente con mejores recursos vamos a poder ofrecer una mejor música. Eso sí, siempre intentando que la productora no corte las alas a tu trabajo.

P: ¿Y no pasaríais a formar parte de ese problema, de esa industria que está mal gestionada?

Ilustración de Kike Ibáñez para el sencillo “Mitomatón”.

R: No, el problema no es que exista una industria, el problema es que esa industria convencional no evoluciona y no da voz a todos aquellos que se salen de una corriente muy pequeña de artistas. Lo que ocurre es que tú puedes hacer lo mismo que haces ahora, pero con mejores recursos, y sin la necesidad de convertirte en el producto que esa discográfica quiera hacer de ti, que es lo que pasa casi siempre. Sabina es un ejemplo muy claro de producto discográfico.

P: ¿Algún ejemplo de un artista que no se haya vendido a esa imagen de la que hablas?

R: Leonard Cohen, por ejemplo. Le acaban de dar el Premio Príncipe de Asturias y es un artista de muchísimo renombre sin caer en politiqueos.

P: Vuestro nuevo trabajo lo llamáis Fantoches, que sale después de navidades… ¿En honor a quién o quiénes lleva el disco ese título?

R: Pues Fantoches es una canción que habla de la mitomanía y del fenómeno fan. La idea es que mates al fan que llevas dentro. Fantoche es cualquier artista mainstream, como las películas a las que vas al cine a comer palomitas y no para pensar… aunque hay géneros que sí que respetan esa música con mensaje. El rap, el punk…Hablar de canción de autor es hablar de conciencia. No de ideología sino de conciencia. La parte social, de protesta, reivindicativa. Es una cuestión de actitud.

P: ¿El mejor momento hasta ahora como grupo?

R: Los directos, por la aventura que supone organizarlos y por el contacto con el público.

P: ¿Teloneros de…?

R: (Duda) De nadie.

P: Por último, ¿qué les diríais a los grupos que están empezando y que, como vosotros, están intentando darse a conocer a través de Internet?

R: Que no toquen gratis nunca, que no hagan versiones, que toquen sus propios temas, y que toquen en su idioma. Ah, y que no tengan miedo a autoproducirse, porque merece la pena.

Y, como Autocantantes está en la Red, les dejamos con algunos de los temás más populares del grupo madrileño. Que los disfrutéis. La próxima semana contaremos como invitado de la semana al subdirector de investigación de la Comunidad de Madrid Jorge Saínz, con motivo de la celebración de la Semana de la Ciencia de Madrid. Os esperamos, ¡hasta la próxima semana!

¿Qué coño estoy bailando? El tema que más éxito despierta en Spotify de los Autocantantes (duración: 3:34)

Mis amigos los borrachos, una oda al humor y el alcohol entre amigos (duración: 4:20)

Sofía Martínez

Anuncios

3 pensamientos en “Sácale la lengua a la SGAE y, ¡autoprodúcete!

  1. Pingback: Esta semana en Mosaico Digital | Mosaico Digital

  2. Pingback: Crónica: Oh, la Biennale! | Invitados de la semana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s