Tohil Delgado: “La reunión con el ministro Wert fue una farsa”

El pasado 10 de mayo la Universidad pública se reivindicó en media España, o al menos esa era la intención desde el Sindicato de Estudiantes. Su Secretario General, Tohil Delgado, férreo defensor de la escuela pública, manifiesta que tras los recortes de 3.800 millones de euros la calidad del sistema educativo español corre peligro. Reconoce abiertamente que ningún partido político hasta el momento ha sido capaz de hacer las reformas necesarias en educación, aunque dice tener más afinidad con los partidos de izquierdas (“cuanto más de izquierdas, mejor”). Ésta es la voz de un sindicato que, al parecer, es una de las pocas asociaciones  estudiantiles a nivel nacional. ¿Qué pasa con la Universidad pública? 

Tohil Delgado, Secretario General del Sindicato de Estudiantes en la Puerta del Sol de Madrid/ Sofía Martínez.

  • “De cada euro invertido en educación El Estado recoge cuatro”
  •  “Estudiantes de ingeniería que tengan pendientes de 1º  pagarán 900 € por para sacarse la asignatura”

El pasado 20 de abril se aprobó un Real Decreto que abre la puerta al encarecimiento de las matrículas universitarias. ¿Cuánto más van a tener que pagar los estudiantes por cursar una carrera en la Universidad pública?

Para hacernos una idea, cuando yo empecé la carrera a principios de los 2.000, la matrícula me costaba alrededor de 600€ al año. Tras la aplicación de Real Decreto una carrera como Sociología podría estar en torno a los 850€ en primera matrícula, que ya son 250€ más de lo que pagué yo en su día. Desde 2008 se ha producido un encarecimiento real de la matrícula universitaria respecto al coste de la vida, puesto que a la vez que se subían los porcentajes a pagar por el estudiante, el salario de los trabajadores no se ha incrementado a esa misma escala.

Según el número de veces que el alumno tenga que volver a cursar la asignatura, el precio puede aumentar hasta un 90% si se presentan por cuarta vez. ¿Cómo lo afrontan alumnos de carreras como Ingenierías, por ejemplo, que suelen dedicar más años para acabar la carrera?

La subida en general nos parece una verdadera barbaridad, sobre todo en un contexto como el actual. Pero claro, la trampa viene detrás, porque es habitual que un estudiante no apruebe todo en primera matrícula. Los estudiantes de Ingeniería tienen un plan de estudios muy mal estructurado, de tal manera que lo normal es sacarse la carrera en 7 u 8 años, y está reconocido que tiene que ser así. Esto va a suponer la expulsión de mucha gente de la Universidad, jóvenes que están en 3º o 4º con asignaturas de 1º o de 2º y que es la tercera vez que se presentan les va a costar la matrícula unos 800-900 €.

No obstante, el comité encargado de llevar a cabo las propuestas al Ministerio de Educación está formado por catedráticos y profesionales del sector que conocen la realidad universitaria…

El problema de este comité de expertos es que tienen un perfil sumamente conservador. A día de hoy, todas las capas de la sociedad tienen  más o menos acceso a la Universidad.  Ellos pretenden convertir esta realidad en una concepción más elitista, partiendo de una selección económica. Aquellos jóvenes que no puedan pagar esas matrículas quedan excluidos automáticamente, al margen de sus capacidades académicas.

En cualquier caso, el déficit de Universidades públicas como la Universidad Complutense de Madrid es insostenible, hasta el punto en que puede afectar a la calidad de la oferta universitaria. Desde el Sindicato de Estudiantes, ¿no compartís con la Administración ese objetivo común que es conseguir la sostenibilidad del sistema educativo?

Bueno, en concreto la Universidad Complutense de Madrid está en esa situación porque tiene pendiente el pago por la Comunidad de Madrid de cientos de millones de euros y, como no se los da, año tras año su deuda va aumentando. Aun así, nosotros no estamos de acuerdo con que la Universidad pública deba dar un beneficio económico inmediato, es un derecho fundamental de cualquier persona. De hecho, por cada euro que se invierte en educación, el Estado recoge cuatro euros como beneficio final. Revierten 4€ de productividad que benefician al resto de la sociedad. Por tanto, es rentable invertir en educación.

Lo que está claro es que no hay dinero para invertir en casi nada. 

Es que ése es el problema de fondo. Se recortan miles de millones de euros en educación, y encima se comunica mediante nota de prensa, lo cual es lamentable. ¿Estamos en crisis? Sí, estamos en crisis. Pero que el Gobierno explique por qué recorta 10.800 millones en sanidad y educación pública al mismo mes que entrega 50.000 millones de euros (5 veces más) a la banca privada. O por qué nos recortan un 20% en educación mientras no tocan el presupuesto de la Iglesia Católica. Si la Iglesia pagara el IBI, que lo paga todo el mundo, se recaudarían 3.000 millones de euros anualmente, casi lo mismo que se ha recortado en educación pública.

Teniendo en cuenta la rigidez de partidas como los Presupuestos Generales, parece razonable la introducción de reformas a pequeña escala en los centros universitarios. ¿Tienen alguna propuesta desde las propias Universidades para buscar un mejor funcionamiento?

¡Hasta ahora mismo la Universidad Pública funcionaba! No todo lo bien que debería, y entendemos que estamos sumidos en una dinámica de crisis económica. Nosotros entendemos que la mejor manera de decidir cómo mejorar la optimización de recursos sería crear una mesa paritaria en la que estuvieran presentes profesores de la Universidad, personal de la administración y servicios de la Universidad, representantes de los sindicatos, estudiantes y un representante de la administración. Y entre todos que vieran las cuentas de esa Universidad y discutir cómo mejorar. Ahora bien, la solución no viene de ahorrar unos euros en fotocopias, desde luego que hay que hacerlo, pero aunque hiciéramos todo como un reloj, seguiría habiendo carencias fundamentales en la educación pública.

Hace unas semanas el Sindicato de Estudiantes junto con otras organizaciones estudiantiles se reunieron con el Ministro de Educación José Ignacio Wert. ¿Cuál fue el propósito de la reunión?

El fin que tenía esa reunión era decir que había escuchado la voz del movimiento estudiantil. Fuimos 4 organizaciones, con un representante cada uno y 6 representantes de la Administración. La reunión empezó siendo más o menos un diálogo entre nosotros, pero acabó siendo un monólogo.

¿No hubo intercambio de opiniones?

Es que la reunión fue una farsa completa por parte del Ministerio de Educación y del Ministro Wert. Una vez que ha aprobado en el Consejo de Ministros todos los recortes que se van a llevar a cabo en la educación pública, que entre otras cosas suponen acabar con la financiación a la educación entre 0 y 3 años o el haber aumentado un 20% el número de alumnos por aula en primaria y secundaria, se nos llama para informarnos.

El ministro empezó la reunión diciendo: “bueno, no os voy a explicar los ajustes, porque ya lo habréis leído en la prensa…” y acto seguido empezó a justificar todas las medidas que habían tomado. Ahora bien, cuando le planteamos las consecuencias negativas que iban a suponer unos recortes de 3.888 mill de euros no respondía, se limitaba a repetir que no iban a tener impacto sobre la educación pública. Es evidente que el Partido Popular apuesta por el modelo de la escuela privada y privada-concertada.

Independientemente de que sea el PP el que esté en el poder, tampoco estuvieron de acuerdo con la gestión del PSOE durante las últimas legislaturas…

Queremos una educación pública de calidad, nos da igual quién nos la traiga. Entendemos que el Partido Popular nunca nos la va a traer, y lamentablemente el PSOE también ha defraudado. De hecho, somos una de las pocas asociaciones estudiantiles que no está asociada a ningún partido político que tenga representación en el Congreso.

Desde el Sindicato de Estudiantes se convocan concentraciones para el 10 de mayo. ¿Con qué apoyo cuentan para esta movilización? 

Debido a la urgencia de las medidas aprobadas y a pesar de que estemos en unas fechas  muy difíciles para movilizarse (fechas cercanas a los exámenes) creemos que es necesario una primera respuesta para mostrar la oposición rotunda del movimiento estudiantil el próximo 10 de mayo. Hemos recibido una contestación muy positiva en diferentes partes de España. Contaremos con la presencia de CCOO y UGT por parte del profesorado; la FAPA (Federación de Asociaciones de Padres de Alumnos); en el movimiento estudiantil, como no hay organizaciones estatales, contamos con apoyos a nivel autonómico.

Sin embargo, dos días más tarde el movimiento 15M se manifiesta. ¿No temen un solapamiento de las reivindicaciones?

Sí, entendemos que sí y que es algo positivo. Nosotros nos sumamos como una corriente más a este movimiento, el problema lo encuentras cuando quieres que el apoyo sea recíproco. El 15M, como tal, no existe; no hay un teléfono o un e-mail al que acudir, sino un conglomerado de asambleas que, además, presentas reivindicaciones muy distintas.

Recortes en Universidades públicas EN CIFRAS

Fuente: Delegación de estudiantes de la Universidad Carlos III de Madrid

Coste de 

6 ECT

Después de la subida  Antes de la subida
1ª matrícula

€ 206,20

€ 124

2ª matrícula

€ 329,93

€ 155

3ª matrícula € 618,60

€ 210

4ª matrícula € 824,80

€ 210

 Sofía Martínez